Junio 2017. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Colaboraciones del profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala, profesor jubilado de Filología Hispánica de la Universidad de Sevilla, autor del famoso libro "El haiku japonés" (Ed. Hiperión).

Moderador: grego

Avatar de Usuario
grego
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 2058
Registrado: 25 Oct 2003, 01:00
Ubicación: Sevilla (España)
Contactar:

Junio 2017. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensajepor grego » 13 Jun 2017, 16:37

Imagen


UN HAIKU DE BUSON QUE VALE POR DOS



Encontrándome yo recientemente dedicado a redactar una antología de Yosa Buson (1714-1784), cuando pasaba mi escrito al ordenador, me di cuenta de que cierto haiku me sonaba como ya incluido en páginas anteriores de la antología. Efectivamente, así era. Tal haiku tenía dos posibles interpretaciones, ambas valiosas; y en consecuencia, mis dos traducciones diferían entre sí, siendo el haiku uno solo.

No es infrecuente que un haiku nos resulte bastante indeterminado, y el problema suele estar en lo que lingüísticamente se llama la "actancia", es decir: el mayor o menor protagonismo sintáctico de algunos sustantivos -ya sean nombres o pronombres- con relación al verbo. De hecho, en nuestra lengua y otras cercanas, un sustantivo puede actuar como sujeto agente o paciente (esto último, en el caso de la voz pasiva), o bien como complemento, ya se trate de complemento directo (con verbos transitivos), o de complemento indirecto, o de complemento circunstancial, o de complemento régimen de ciertos verbos que suelen llevar preposición -como "confiar en (alguien o algo)"-. De esa diferente actuación sustantiva brotan las variedades de actancia. El sujeto sintáctico lo definimos como actante sujeto o actante principal.

En un reciente congreso celebrado en la Universidad de Sevilla, el profesor japonés Hidehito Higashitani, de la Universidad de Estudios Extranjeros de Kobe, nos dijo aproximadamente que "a los occidentales les gusta mucho saber "quién" hizo la acción del verbo; pero a los japoneses nos interesa sobre todo la acción, y no tanto su protagonista."

De ahí se deriva la indeterminación del verbo japonés en este aspecto, hasta el punto de que, siendo el idioma japonés una lengua flexiva en muchos aspectos, carece de flexiones personales en el verbo.

Recuerdo que cuando yo era alumno de japonés en la Universidad Sophia de Tokyo, uno de mis profesores nativos nos decía esto mismo con ejemplos. Uno de ellos era (1) "dan dan haru ni hairimasu" 'poco a poco entra en primavera' ¿Quién entra? -La naturaleza, nosotros, las plantas, los animales... Pero no hay que expresarlo. Nuestro recurso en español sería convertir el verbo en impersonal: "Poco a poco se entra en primavera".

Veamos el poema de Buson donde un problema de actancia provoca el doble sentido:

(2) aoume ni / mayu atsumetaru / bijin kana ........................................ Buson

Mis dos traducciones eran estas:
a)
Ciruelas verdes:
la bella dama, viéndolas,
ya frunce el ceño.

b)
Bajo el verde ciruelo
las cejitas reúnense
de unas bellezas.

La actancia de sujeto está representada en a) por "la bella dama", que es quien ve, y quien frunce el ceño ante unas "ciruelas verdes" -esta última frase funciona como complemento directo del verbo subordinado "ver", retomado dicho complemento mediante el pronombre "-las": "verlas".

En b) la actancia de sujeto viene dada por las "cejitas" o "cejas delicadas" de ciertas bellezas femeninas; esas "cejitas" son las que se reúnen "bajo el verde ciruelo" -un árbol frutal, en este caso-, el cual funciona como complemento circunstancial de lugar. Aquí se da una manifiesta sinécdoque (representación del todo por la parte, o viceversa), entendiéndose "mujeres" en lugar de lo expresado como "cejas femeninas".

El verbo japonés "atsumetaru" tiene un gran papel en la ambigüedad expuesta. Y asimismo es importante para la indeterminación el rasgo gramatical de que en el nombre japonés no se suele determinar si va en singular o plural. Así, la palabra "mayu" 'ceja(s)' se entiende como singular en el caso a) precedente; a saber, "el ceño", y como plural en b) "las cejitas". Y la dama, a su vez, resulta ser singular en a) y plural en b).

Nosotros distinguimos entre "voz activa" o "voz pasiva" del verbo, e incluso una "construcción impersonal". El papel del verbo "atsumetaru" en cuanto a "voz" o "construcción" es también ambiguo desde el punto de vista japonés, teniendo en cuenta que la citada forma es ya desusada, siendo actualmente las más cercanas "atsumeru" (3) y "atsumaru" (4); esa diferencia vocálica ( e / a ) en la terminación verbal de los mencionados verbos actuales, comporta diferentes funciones en este par de verbos y en otros similares, que según tal diferencia se dividen en dos categorías: "tadooshi" (5) o verbo transitivo para la terminación verbal en "-eru", y "jidooshi" (6) o verbo intransitivo -y también reflexivo impersonal- para la terminación en "-aru".

Así pues, "atsumeru" significaría que '(alguien) reúne (algo)'; -en nuestro caso, se trata de reunir o acercar las cejas entre ellas para fruncir el ceño-. Mientras que "atsumaru" sería 'reunirse', que solo requiere un sujeto en construcción reflexiva: (las cejitas) se reúnen.

Viendo el mismo rasgo en otro verbo, tendríamos "kimeru" (7) 'decidir (algo); y "kimaru" (8) 'decidirse' en formulación impersonal, como en: "Ese asunto se decide esta tarde en la junta".

Ahora bien: el verbo arcaico "atsumetaru" usado en el haiku (2), neutraliza la diversidad de funciones ya explicadas como jidooshi y tadooshi, pudiendo ser a la vez -desde nuestro punto de vista- activo transitivo con posible sujeto y complemento directo -"la bella dama frunce el ceño"-, o bien impersonal como un reflexivo mediante el pronombre "se", y solamente con sujeto (sin complemento directo, que ya no tendría lugar): "las cejitas reúnense".

Mi traducción marcada más arriba como a) -"Ciruelas verdes..."- tiene el aliciente de presentar una verdad observada, no muy poética a primera vista; pues por muy bella que sea la dama protagonista, ella no tiene reparo en fruncir el ceño ante una ciruelas inmaduras que no puede aún degustar. Aunque existe el precedente, en la tradición china, de una mujer hermosa que supuestamente acrecentaba su belleza frunciendo el ceño, como dando interés a su mirada.

La segunda versión b) -"Bajo el verde ciruelo..."- presenta el atractivo de una figura literaria atrevida, como es la sinécdoque: "cejitas" por "bellas damas (que se reúnen bajo el verde ciruelo)".

Hay, pues, elementos para elegir qué versión nos agrada sobre la otra. Y, sin duda, a la vista están.

Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala
El arte es la condición fundamental de todo. Susan Sontag

http://grego.es

Avatar de Usuario
hadaverde
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 3006
Registrado: 21 Oct 2009, 21:12
Ubicación: las palmas

Re: Junio 2017. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensajepor hadaverde » 14 Jun 2017, 10:05

Estimado Fernando, muchísimas gracias por este nuevo artículo.
Me parece sumamente interesante el tema tratado en esta ocasión y demuestra la enorme dificultad que supone interpretar y traducir de forma correcta un haiku japonés. De ambas versiones me quedo con la primera, aunque ambas son igualmente hermosas.

Espero que disfrute de un feliz verano profesor.

Un abrazo.

PESPIR
paseante
paseante
Mensajes: 264
Registrado: 16 Ene 2017, 19:10

Re: Junio 2017. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensajepor PESPIR » 16 Jun 2017, 22:30

Estimado Fernando un maravilloso artículo para vislumbrar lo difícil que es ser fieles al autor cuando no se trata de la misma lengua y las dificultades que enfrenta el traductor. Muchísimas gracias y buen receso de verano.

Buena Jornada
PAZ y ARMONIA :D

Avatar de Usuario
Manuel
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 4413
Registrado: 30 Nov 2004, 01:00
Ubicación: Sevilla
Contactar:

Re: Junio 2017. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensajepor Manuel » 18 Jun 2017, 19:37

Como todo lo que tu escribes, amigo y compañero Fernando, me gusta este comentario, se aprende siempre y facilitas la tarea de seguir intentando avanzar en el haiku. Saludos.
Salud

Tarsis
paseante iniciad@
paseante iniciad@
Mensajes: 143
Registrado: 25 Oct 2011, 22:05

Re: Junio 2017. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensajepor Tarsis » 21 Jun 2017, 11:10

Mi gratitud a Pespir, hadaverde y Manuel, por sus amables líneas de comentario. Respondiendo a hadaverde en concreto, te diré que yo también considero la primera versión como preferible, pues me parece más acorde con la tradición japonesa, e incide menos en el plano metafórico del significado. No obstante, la segunda versión tiene el atractivo de ser más valiente. Muchas gracias de nuevo a los tres. Fernando


Volver a “Artículos de Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala”




  ¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado