Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Colaboraciones del profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala, profesor jubilado de Filología Hispánica de la Universidad de Sevilla, autor del famoso libro "El haiku japonés" (Ed. Hiperión).

Moderador: grego

Responder
Avatar de Usuario
grego
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 2132
Registrado: 25 Oct 2003, 01:00
Ubicación: Sevilla (España)
Contactar:

Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por grego » 12 Jun 2014, 16:01

Imagen
GITAI-GO: LA ONOMATOPEYA ANÍMICA
Más allá de la tradicional bipartición que hacen los japoneses de la onomatopeya (recordemos: GION: onomatopeya sónica o de sonidos; GITAI-GO: onomatopeya dinámica o de movimiento), R.H. Blyth propone una subdivisión de la segunda onomatopeya recién mencionada, estableciendo dentro de ella: 1) un gitai-go de movimientos físicos, que podríamos llamar "onomatopeya mímica" o de imitación gestual; y 2) otro gitai-go de semántica emotiva, que podríamos llamar "onomatopeya anímica" o de contenido emotivo.

Bien es verdad que la distinción entre la onomatopeya mímica y la anímica es muy sutil, especialmente en el terreno del haiku, por la sencilla razón de que en poesía , incluso los movimientos físicos insonoros repercuten en las emociones -del autor, del traductor, del lector- por la carga de connotaciones que comportan. Así pues, toda onomatopeya mímica tendrá también algo de anímica; y viceversa: lo que es anímico suele responder a un acontecimiento físico observable, que no suele ser estático, precisamente.

Pero en fin, metodológicamente me parece bien la subdivisión que hace Blyth, pues habrá onomatopeyas de situaciones insonoras con más énfasis en el movimiento (un soplo silencioso de brisa, o una nevada mansa, por ejemplo), y habrá otras con más énfasis en lo emotivo (por ejemplo: la sonrisa que creemos ver en el rostro de un niño enfermo).

En cualquiera de los casos, para hablar de una presencia de "onomatopeya", creo que esta debe detectarse en algún juego especial de palabras (ya sean aliteraciones, reiteraciones, pautas rítmicas, rimas internas, paronomasia, paralelismos de construcción, creaciones léxicas expresivas, sufijos o prefijos, etc.). Pues de lo contrario, ante una descripción en verso del monte Fuji -pongamos por caso- diríamos ya de entrada que tal texto tiene onomatopeya anímica. A saber: no hay en tal texto descripción de sonidos, ni movimiento físico alguno; pero sí es cierto que causa emoción leer o escuchar esos versos. Si admitimos que ahí estamos ya ante la onomatopeya anímica, toda buena literatura sería onomatopéyica al estar moviendo emociones; con lo cual, se desvirtuaría el mismo concepto de onomatopeya.

Hablando ya de textos lingüísticos -más allá de las situaciones reflejadas en los mismos-, busquemos ejemplos de las tres onomatopeyas mencionadas en este artículo.

De onomatopeya sónica: "El ciervo berreaba: brrr, brrr..."
De onomatopeya mímica: "La lanzadera avanzaba zigzagueando sobre la trama sedosa del telar."
De onomatopeya anímica: "Perdona, pero estuve en un tris de que se me olvidara tu cumpleaños."

Un inciso: prefiero hablar de "onomatopeya anímica" a llamarla "onomatopeya emotiva", pues la situación interior de alguien pude ser de una sequedad o carencia absoluta de emociones. No obstante, tal situación podrá denominarse "anímica", aunque no sea precisamente emotiva. El eminente lingüista Roman Jakobson, al hablarnos de la función "emotiva o expresiva del lenguaje", centrada en el emisor (ya sea éste hablante, escritor o literato) nos da pie para incorporar esta función al dominio de la onomatopeya -siguiendo también en ello a Blyth-.

Esto supuesto, veremos un par de haikus bastante representativos del "gitai-go" en su modalidad "anímica".

ao-ao to / sora wo nokoshite / choo wakare (1) …................... Rinka (siglo XX)

Dejando un cielo / azul, azul, se marcha / la mariposa. …................... Traducc. mía

No hay aquí una alusión siquiera a sonidos; y el color azul es descriptivo del cielo, sin tener que ver en principio con el vuelo de la mariposa. Sin embargo, transmite mediante cierto juego de palabras la emoción del momento; y me explico:

* ao-ao to es la obvia reiteración de "aoi" ('azul' o 'verde'; aquí, mejor traducimos como "azul", por el contexto de "cielo"), adjetivo japonés, privado aquí de su terminación adjetival en "-i". Esa reiteración intensifica la semántica de la palabra, al tiempo que le da una forma onomatopéyica.
* tal reiteración sugiere también -sin decirlo- el vuelo de las "dos" grandes alas de la mariposa, por una especie de asociación mental.
* "ao" en su versión de 'azul' tiene asimismo connotaciones de limpieza, como si dijéramos "el limpio cielo" y "el limpio vuelo (de la mariposa al aire libre)".
* la terminación "to" de "ao-ao to" (2) convierte la palabra de algún modo en adverbio, y se puede considerar que también afecta al vuelo de la mariposa, la cual estaría volando "azulmente".
* la mariposa se desplaza, pero la calificación de "azul" es ante todo descriptiva de un cielo despejado, que la mariposa -en su azulado vuelo- está dejando, para irse a un lugar incierto, y a un cielo tal vez inestable.
* ese adjetivo-adverbio descriptivo "ao" es lógico para el cielo; no tanto para el vuelo; pero se opera ahí una clara sinestesia o transposición de sensaciones, con fuerte repercusión anímica: el vuelo de la mariposa se torna azul, en significado connotativo.


El segundo ejemplo puede ser el siguiente:

gocha-gocha to / yase-ka yase-nomi / yase-go kana (3) …................... Issa (ss. XVIII-XIX)

Batiburrillo: / flacos mosquitos, pulgas, / y flacos niños. …................... Traducc. mía

El primer verso, "gocha-gocha to" es una locución adverbial bien sonora, que he traducido por "batiburrillo", palabra que indica confusión, mezcla de elementos heterogéneos, como en concreto son: niños, y dos tipos de insectos. No obstante, todos tienen algo en común, y es la flaqueza corporal; como si el haijin dijera: todos andan desnutridos, y extremadamente flacos.

La idea de "flaqueza" se transmite mediante el prefijo "yase-" 'flaco' (proveniente de "yaseru" 'adelgazar, enflaquecer'), que por cierto es más frecuente en otros compuestos análogos, como "yase-uma" 'caballo flaco' o "yase-inu" 'perro flaco'. Tal prefijo en nuestro poema afecta por igual a niños, mosquitos y pulgas. Todos adolecen de un cuerpo enflaquecido. El prefijo colocado ante los tres nombres, de algún modo los asimila en este rasgo: todos adolecen de extrema delgadez. Parece que la naturaleza humana se siente aquí igualada por lo bajo -como suele decirse- con esos insectos, en principio hostiles. Y no se dice que en la escena descrita alguno de esos seres vivos emita ruidos o actúe en algún modo: simplemente están. Y están como en mezcolanza.

En resumen: tanto la expresión onomatopéyica (4) del primer verso, como la reiteración triple (5) del prefijo "yase-" configuran onomatopeyas que ante todo mueven a compasión, pues expresan muy gráficamente una situación miserable. Y aunque resulte pintoresco, igual que compadecemos a los niños desnutridos, compadecemos a los insectos que los asedian.

Considerado el tema desde el punto de vista del shintoísmo y del budismo, es posible que no se hable ahí de igualación por lo bajo, ya que el shintoísmo ve "kamis" o deidades en toda la naturaleza, y algunas enseñanzas taoístas y búdicas hacen creer en la reencarnación de todos los vivientes. Y así, ese ser que ahora es humano, mañana puede ser pulga, o viceversa. En cualquier caso, esta onomatopeya por doble capítulo de Issa -locución repetitiva adverbial (en el primer verso), y prefijo post-verbal reiterado en tres apariciones (en los dos versos siguientes)- nos brinda una onomatopeya anímica que, por cierto, puede conducirnos casi insensiblemente a la "compasión universal" predicada por el budismo como concepto básico, de acuerdo con un conocido adagio:

tenchi banbutsu nasake ari (6)
"Cielos y tierra, y los seres en ellos contenidos, todos tienen misericordia."


Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala.
Universidad de Sevilla.
El arte es la condición fundamental de todo. Susan Sontag

http://grego.es

Avatar de Usuario
Gorka Arellano
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 6982
Registrado: 25 May 2012, 08:27
Ubicación: Navarra (España)
Contactar:

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Gorka Arellano » 14 Jun 2014, 10:52

:chino
"No es el universo el que necesita mejora, sino su modo de mirar."
Nisargadatta

Tarsis
paseante iniciad@
paseante iniciad@
Mensajes: 149
Registrado: 25 Oct 2011, 22:05

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Tarsis » 16 Jun 2014, 15:05

Gracias, ge-érgon,. por enviarme ese expresivo emoticón, que parece un japonesito en gesto de solidaridad. Fernando

Avatar de Usuario
Escaño
paseante
paseante
Mensajes: 260
Registrado: 08 Ene 2011, 21:01
Ubicación: Santo Domingo

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Escaño » 16 Jun 2014, 18:08

Muchas gracias, Profesor, por este artículo tan interesante.
He comenzado a leer sus artículos desde el primero: son una verdadera delicia...
Encuentro en ellos humildad, entendimiento y buen gusto.


Muchas gracias.



"Cielos y tierra, y los seres en ellos contenidos, todos tienen misericordia."

marya jesús
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 1062
Registrado: 16 Abr 2010, 11:32

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por marya jesús » 16 Jun 2014, 21:36

Muchísimas gracias Profesor. :chino

Tarsis
paseante iniciad@
paseante iniciad@
Mensajes: 149
Registrado: 25 Oct 2011, 22:05

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Tarsis » 17 Jun 2014, 09:03

Agradezco a Escaño y a marya jesús sus mensajes de aliento y solidaridad. A las consideraciones que me hace Escaño, respondo brevemente con esto: es cierto que disfruto mucho escribiendo sobre haiku, y procuro hacerlo lo mejor que sé; pero es igualmente cierto que cuenta mucho la buena disposición del lector o lectora, y para ello me remito a esa frase tan querida de Grego: "La belleza está en el ojo de quien sabe mirar". Un abrazo de Fernando

Avatar de Usuario
Destellos
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 5303
Registrado: 26 May 2012, 18:50

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Destellos » 29 Jun 2014, 12:39

Muchas gracias por esta nueva entrega muy interesante... entiendo que a veces reiterar las palabras, con armonía, no le quita ni un ápice al haiku de ese sabor, es más lo engrandece, seguimos aprendiendo...

Gracias de nuevo querido Profesor que tenga un feliz verano

Un abrazo :chino :feliz2:
Caen las hojas...Dentro, en lo profundo Contemplo al Budha. (Santoka)

Tarsis
paseante iniciad@
paseante iniciad@
Mensajes: 149
Registrado: 25 Oct 2011, 22:05

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Tarsis » 03 Jul 2014, 14:31

Gracias, Desrellos, por tus apreciacicones, muy acertadas. La poesía es un fenómeno de "forma" estética del lenguaje, y esa forma afecta tanto a lo que se dice como a la manera de decirlo. Fernando

Tarsis
paseante iniciad@
paseante iniciad@
Mensajes: 149
Registrado: 25 Oct 2011, 22:05

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por Tarsis » 03 Jul 2014, 14:34

Perdona, destellos, una errata que se me coló en el mensaje anterior. Donde dice "apreciacicones" debe decir, obviamente, apreciaciones". Fernando

Avatar de Usuario
nuviosevlo
super paseante
super paseante
Mensajes: 902
Registrado: 02 Nov 2007, 01:00

Re: Junio 2014. Artículo de Fernando Rodríguez-Izquierdo

Mensaje por nuviosevlo » 01 Ago 2014, 11:48

Muchas gracias, profesor, como siempre una delicia leer sus artículos.

Un afectuoso saludo

Mariar

Responder