Haikus destacados de Octubre 2018

Haikus destacados por los moderadores a partir de las selecciones que presenta cada autor.

Moderador: Sandra

Avatar de Usuario
grego
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 2199
Registrado: 25 Oct 2003, 01:00
Ubicación: Sevilla (España)
Contactar:

Haikus destacados de Octubre 2018

Mensaje por grego » 23 Dic 2018, 09:15

Hola amigas y amigos del taller.

Damos las gracias a Toñi (diente de león) por su magnífico trabajo de selección y comentario de los haikus de Octubre. Muy agradecidos y honrados.


Queridos haijines:

Una vez más, os doy las gracias por permitirme comentar vuestros haikus en la selección correspondiente al mes de Octubre de 2018. De los haikus que he leído, que en general me han sorprendido y emocionado, destaco el gran esfuerzo que ha realizado Fernando Mora al presentar tantos haikus de calidad.
En esta selección, he hecho una clasificación personal porque he visto un interesante grupo de haikus dedicados a pájaros, otro dedicado al sol y otro un poco más libre que a continuación expongo:

Pájaros

Viento en los álamos.
En la rama más alta
posado un halcón

De Hikari.

Ese haiku permite elevar la mirada al cielo y percibir el bosque, el movimiento de las hojas y el contraste de la quietud del pájaro posado en la rama del álamo. También aporta frescor y luz.

Rompe el silencio
un ulular agudo.
Viento nocturno!

De Mariangel

Un haiku en el que hay que agudizar el oído para escuchar el ulular de un pájaro nocturno, quizás un búho, en la oscuridad; el viento añade riqueza a la sensación auditiva.


Viento en las hojas,
el inquieto aleteo
de dos gorriones.

De Hadaverde

Un haiku en el que el viento es el protagonista. Viento/aleteo … inquietud. Percibo el árbol y completo la escena tan bien sugerida por la autora.

día de bruma -
el canto del martín pescador
entre las olas

De Fernando Mora

Bruma y olas enmarcan la presencia del pájaro que solo se percibe por su canto con un buen equilibrio en los elementos (bruma, canto, pájaro, olas)

El horizonte
envuelto entre el gris de nubes.
Graznidos del biguá

o

En el horizonte
el gris de las nubes.
Grazna un biguá

De Mary

Personalmente, me quedo con la primera versión; además, el segundo verso da, al leerlo, sensación de “horizonte” por su extensión, que en definitiva son solo ocho sílabas con las sinalefas. Me llega esa contemplación de las nubes rota por el momento del aware, el graznido del pájaro.


viento de otoño -
una urraca bosteza
en el ciprés

De Fernando Mora

En este haiku me llama la atención la percepción del haijín ante el bostezo de una urraca. El viento y el ciprés me sugieren una suave ondulación contrastada por los colores del pájaro y el movimiento de su pico.


planea el águila...
va pasando la niebla
de un valle a otro

De Elías

Sin duda, un hermoso haiku con un potente aware y armonía en el movimiento del vuelo del águila y el lento avance de la niebla entre montañas.


Aquí y allá
se posa el herrerillo,
hierbas de otoño.

De Hadaverde

Un herrerillo es un pájaro inquieto con bonitos colores azul, negro y amarillo. Desde luego, no es fácil verlo quieto, como tan bien sugiere el primer verso, que desde el primer momento despierta mi interés. Sigo su movimiento con curiosidad y solo después de que ha echado a volar puedo contemplar el lugar donde ha estado. Un haiku sobrio que me transmite mucho.


Cisnes dormidos
flotan bajo la lluvia.
Noche de otoño.

De Fernando Mora


Con qué elegancia ha sabido el haijín conjugar los elementos de este haiku: cisnes / dormidos / flotan / lluvia / noche / otoño. Cada palabra me permite profundizar más y más en el aware y me transmite silencio y armonía.

Sol

Aún gotas de lluvia
en los pétalos del lirio.
Unos rayos de sol...

De Mary

Patio en silencio,
en el agua del balde
relumbra el sol

De Hadaverde


Sol del otoño.
El olor del jazmín
recién mojado

De Hikari


Voy a comentar juntos estos tres haikus que me parecen magistrales porque en cada uno de ellos encuentro una belleza y una serenidad que van más allá de las palabras. Y es que los tres dejan en mi corazón esa sensación de silencio y sacralidad del haiku genuino marcado por el contraste de elementos (sol/agua), el sonido, el olor, lo sugerido, lo profundo y a la vez la sencillez y la armonía en sus elementos.

Brisa, campana, algas y hierbas

Brisa otoñal.
En el hibisco tiemblan
las pocas flores

De Uli Bidean

Todo es movimiento en este haiku, la brisa, las flores, pero el contraste de las palabras flores y otoño es el más interesante y sobre todo me sugiere las flores caídas, al pie del hibisco.


El maestro llama
con una campanita.
Lejos, cencerros

De Fernando Mora

Me parece muy simpática en este haiku de asuntos humanos (jinji) la analogía entre el sonido de la campanita y los cencerros. Me gusta mucho.


de tanto en tanto
se posa una libélula
sobre las algas

De Marga

Qué sugerente el movimiento de la libélula, su aparente fragilidad, en contraste con el fuerte olor de las algas.

Llovizna...
las orejas de un gato
entre la hierba.

De Hadaverde

He dejado este haiku para el final porque me parece un regalo descubrir esas orejitas destacando entre la hierba mojada. Precioso haiku que me permite conectarme con lo sagrado a través de un animal que tanto me gusta.

Muchísimas gracias por esta colección de haikus y enhorabuena por tanta belleza.
.
El arte es la condición fundamental de todo. Susan Sontag

http://grego.es

Responder