Especulaciones - De Robert Spiess

Aquí puedes preguntar por determinado libro o haiku, consultar alguna duda que tengas, intentar conseguir determinado material... sobre todo de cara a la gente que entra nueva al foro.
Sugerencias, propuestas, comentarios, encuestas, etc. sobre el contenido de la web.
Responder
Avatar de Usuario
grego
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 2209
Registrado: 25 Oct 2003, 01:00
Ubicación: Sevilla (España)
Contactar:

Especulaciones - De Robert Spiess

Mensaje por grego » 09 Jun 2008, 09:26

El amigo Gio nos envía este artículo que me parece de interés. Gracias Gio.

Haiku in Low Places 1 se complace en ofrecer las Speculations de Robert Spiess 2 (16 octubre 1921 – 13 marzo 2002), largo tiempo editor de Modern Haiku 3.

En una carta del 7 de julio de 1999, el Sr. Spiess dice: “Sí, puede citar mis Especulaciones, pero creo que sería bueno mencionar que no se les debe interpretar como hechos ni como ‘leyes del haiku’, sino simplemente como consideraciones de una persona sobre haiku, que otros pueden rechazar o aceptar si lo consideran conveniente”.

Las entradas a continuación han sido recogidas de números pasados de Modern Haiku, y numeradas en secuencia cronológica. Ya que representa un importante cuerpo de sabiduría y experiencia, puede tomar algún tiempo reunir una muestra representativa de una empresa que ha durado décadas. Al lector se le pide amablemente ser paciente, mientras esta página siga en construcción.


589. Las realidades a las que el haiku se refiere no son tanto para ser comprendidas como aprehendidas.

596. La relación del poeta con un momento-presente de conciencia, que será la base de un haiku, debe ser como agua vertida en agua.

597. Los poetas de haiku parecen intuitivamente darse cuenta de que en la economía de la naturaleza y del universo nada es derrochado.

598. Haiku es la expresión comunicada por la continuidad estética del universo.

601. Los poetas de haiku generalmente están de acuerdo con Henry David Thoreau, cuando señalaba: “Deben vivir en el presente, arrójense a cualquier ola, encuentren su eternidad en cada momento”.

602. Quizá una de las razones de por qué la naturaleza siempre ha sido vital para el haiku, es que la naturaleza reafirma el ego humano; no que el ego reafirma la naturaleza.

604. El haiku reactiva nuestro disminuido poder de intuición.

605. El haiku occidental no puede ser algo simplemente súper-añadido al tradicional y clásico haiku japonés, ya que entonces sería sólo periférico en relación a los atributos estéticos, y la consiguiente eficacia del auténtico haiku. Las cualidades del haiku clásico japonés son la quintaesencia base de todo haiku.

608. Un verdadero haiku es el “testamento” de un aspecto del proceso del mundo en sí mismo, al margen de cualquier intervención del ego humano.

609. En un momento-presente de conciencia (la base de la mayoría de los haikus) el suceso-vivencia es percibido, sentido, comprendido e intuido en conjunto, sólo posteriormente las partes asumen su lugar dentro del conjunto.

612. Un haiku es la forma “física” que la esencia, el espíritu, de un momento-presente puede tomar.

618. El sentido común es adecuado para la vida ordinaria, pero el sentido poco común es necesario para la vida extraordinaria. Y quizá podamos colocar la creación y apreciación del haiku como parte de la vida extraordinaria.

619. Aunque nada en el haiku debiera ser ficticio, el realismo es discutible en su función de ayudar a transmitir el espíritu del suceso-vivencia retratado por el haiku.

621. Los poetas, y tal vez los poetas de haiku sobre todo, debieran entender y percibir que hay sensaciones físicas hacia las palabras y en las palabras.

625. En el haiku, el acto de recepción y expresión es lo mismo. Lo cual, por supuesto, no significa que el haiku final debe haber sido escrito “en el acto”, sin una revisión de la inmediata y primera articulación del suceso-vivencia. Esto significa simplemente que el haiku resultante no debiera manifestar diferencias, ni cesura, entre la experiencia del
momento-presente y su expresión creativa.

626. Un verdadero haiku es inmanencia trascendente.

627. Como la naturaleza humana tiende a desviarse de su original unidad y simplicidad, por el ego y sus constrictivas y seductoras ilusiones, los haikus son saludables para mitigar esta tendencia, y para traer a nuestra naturaleza de regreso a su modo original.

629. El auténtico haiku tiene brillo, pero no es brillante.

630. Los poetas de haiku descubren lo desconocido dentro de lo cotidiano.

634. Los poetas de haiku debieran ser conscientes de la diferencia entre la mera sensación inducida por un estímulo, y la experiencia estética del momento-presente de conciencia.

637. En el verdadero haiku, cada cosa, cada evento, es una oleada de experiencia, que incluye al universo real en su campo de acción.

638. Un haiku es su propio testimonio.

640. Los momentos haiku de conciencia-presente son enteramente gratis, simplemente son dados a nosotros, sin hacer preguntas. Y desde ellos creamos la verdad estética, y el principio creativo es una de las maravillas del universo.

641. Los poetas de haiku tal vez deseen considerar la opinión de Filón de Alejandría (20 a.C. – 50) quien, de hecho, dijo que el momento-presente es ilimitada e inagotable eternidad. Milenios, siglos, días, horas, son todos conceptos intelectuales de personas que aman medir todo con números. La verdadera eternidad es el momento-presente. Y es el momento-presente desde donde los haikus son creados.

643. Aunque los haikus son la necesidad de cristalizar una fracción de segundo del eterno flujo y movimiento en el cosmos, ellos, no obstante, son poesía de transformación, a causa de ellos se intuyen y ofrecen momentos-presentes de interacción entre las entidades en su continuo cambio.

646. La yuxtaposición en el haiku crea un campo de energía que equilibra la polaridad de las entidades yuxtapuestas.

647. El auténtico haiku evoca en nosotros manifestaciones de existencia que el pensamiento no puede determinar.

648. Como poetas de haiku, somos capaces de la más alta y creativa intuición, cuando estamos libres de la dicotomía de sujeto y objeto.

651. La coherencia de un haiku radica en su existencia estética, no intelectual.

653. El poeta de haiku no necesita del ego para ser consciente de sí mismo.

662. En general, la profundidad que tiene un verdadero haiku, no es una profundidad creada a la fuerza (como derivado de la emoción), sino una profundidad creada por la sugerencia, la sutileza, la intuición, que son derivados de la sensibilidad.

663. Un haiku es experiencia; su expresión en palabras no es una declaración sino una exclamación estética.

664. Un haiku es un pez pequeño tragando cómodamente a un pez grande.

666. Un verdadero poeta de haiku no percibe el mundo como un sujeto viendo distintas entidades, sino que lo percibe por estar en el mundo como parte de su unidad orgánica.

671. Una aparente paradoja: cuando los poetas de haiku trascienden su identidad individual, sus haikus se caracterizan por una individualidad especial.

672. Este antiguo dicho es aplicable a nuestra creación de haiku: “¿Por qué mirar tan lejos, en vez de aquello que está al alcance de la mano?”.

674. El haiku nos informa, o quizás más correctamente, nos deja sentir que la creación se está llevando a cabo en cada momento.

713. Un verdadero haiku no puede ser explicado completamente y no necesita explicación.

714. El haiku es una cuestión de llegar a ser consciente de lo que es percibido.

715. Los mejores haikus son los están descalzos; después, los que llevan sandalias; y por último, los con zapatos.

716. Agarrar un momento-presente de conciencia es como tratar de agarrar un puñado de agua que corre. Aún así, esto es de todo lo que se trata el haiku.

717. Los poetas de haiku debieran ser conscientes de la tiranía del ego, porque se aferra a su obsesión con ser especial.

718. “Perfección” en haiku, o lo más cercano a ella que los imperfectos poetas de haiku podamos llegar, no se logra cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar.

722. El haiku de cualquiera no debiera ser consecuencia de la idiosincrasia, sino de la autenticidad interior.

723. En el haiku, las palabras debieran ser tan exactas para que el lector se olvide de ellas, y sólo quede la intuición.

725. Estas palabras de William Blake se aplican acertadamente al haiku: “Generalizar es ser un idiota. Particularizar es la única distinción del mérito”.

726. Al olvidar el propio ego, el verdadero ser del poeta de haiku es confirmado por todas las cosas.

727. Comparaciones, metáforas, prosopopeyas, antropomorfismos, rara vez son necesarios, sobre todo en los mejores haikus; un verdadero poeta de haiku es consciente de que cada entidad tiene que ser de la forma que es y no podría ser de otra manera.

728. Un verdadero haiku es una vivencia vivenciándose a sí misma.

730. El haiku ilustra las posibilidades inherentes en las limitaciones.

731. En el haiku siempre es el mismo momento: ahora; y siempre es en el mismo lugar: aquí.

733. Los haikus no son para ser apreciados por el “conocer”, sino a través de la comprensión, porque el conocer (conocimiento) viene del razonamiento, del intelecto, mientras que la comprensión es una función de la intuición.

734. Una de las diversas e intrigantes cualidades o aspectos del haiku es la paradoja. La paradoja en el haiku resulta, generalmente, de la fusión de dos entidades diferentes.
Estas distintas entidades, paradójicamente, se unen, mientras cada una todavía conserva su propia individualidad.

735. El haiku no está en el negocio de tratar de descubrir cosas enteramente nuevas (que es la esfera de la ciencia), sino en percibir las cosas de una forma enteramente nueva (que es la esfera de la poesía).

Traducido en junio del 2008, por B. Soto, desde:
http://www.haikupoet.com/definitions/speculations.html
El arte es la condición fundamental de todo. Susan Sontag

http://grego.es

Avatar de Usuario
Kotori
paseante haijin
paseante haijin
Mensajes: 1649
Registrado: 06 May 2008, 01:00
Contactar:

Mensaje por Kotori » 09 Jun 2008, 11:46

Muchas gracias por el esfuerzo y el paso de información :-q

Mercedes :tecl
"Que nada me pertenezca
solo la paz del corazón
y el frescor del aire" Issa

Gio
gran paseante
gran paseante
Mensajes: 699
Registrado: 29 Nov 2004, 01:00
Ubicación: entre Los Andes y el Pacífico...
Contactar:

Mensaje por Gio » 09 Jun 2008, 18:59

:D me gustaron estas Especulaciones... más definiciones para Pedro, para cuando vuelva ;-)
chimpunkan!



Responder